Si puedes respirar, puedes meditar.

La meditación no es solamente para algunas personas dotadas de talento o que ya son tranquilas. No tienes que ser un experto en permanecer sentado; no tienes que esperar hasta estar descafeinado o no tener trastornos… Puedes empezar ahora mismo. Si puedes respirar, puedes meditar. (Sharon Salzberg, 2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s